Clara Azurmendi se clasificó por ranking a los Juegos de Tokio. La ausencia por lesión de Carolina Marín, vigente campeona olímpica, es notable, pero Azurmendi, a sus 23 años, se ha ganado por méritos propios el billete olímpico. Actual campeona de España, la donostiarra ya está en la capital nipona

«Lo único que quiero ya es salir y jugar; estoy preparada para darlo todo». Así de contundente se muestra Clara Azurmendi respecto a su participación en bádminton en los Juegos Olímpicos a la vuelta de la esquina. En Tokio desde el sábado, la deportista vasca vivirá el próximo viernes 23 de julio a la 13.00 hora española (20.00 hora local) la ceremonia de inauguración, y debutará un día después, el sábado, a la 13.00h contra la norcoreana An Se-Young.

Será la única representante española en modalidad femenina de bádminton, y ha ganado gracias a su posición 64 en el ranking mundial el acceso a la competición. «El objetivo a largo plazo siempre habían sido unos Juegos. Yo he estado donde tenía que estar y es una satisfacción inmensa, merece la pena todo el esfuerzo y todos estos años«, dice la guipuzcoana, que con 14 años dejó San Sebastián y a su familia para formarse en Madrid.

Antes de dar el paso de mudarse a Madrid, Clara empezó a jugar a bádminton en el colegio, ya que allí por costumbre «jugaba todo el mundo». También jugaba a baloncesto y a otras actividades típicas de la escuela. No obstante, con el bádminton era diferente, porque reconoce que le «enganchó sin haberlo visto prácticamente» y hasta el día de hoy. «En el momento en el que tuve que decidir porque me coincidían entrenamientos de baloncesto y bádminton, no tuve ninguna duda«.

Tras esa elección por el bádminton y después de 9 años en Madrid, con 23 años, Clara recoge los frutos del trabajo de una vida dedicada al bádminton. Pese a pasar mucho tiempo alejada de su familia, tuvo la fortuna de poder celebrar el momento en el que se confirmó su participación olímpica en su compañía: «Cuando salió la lista estaba en Donosti (San Sebastián), en casa. Agradezco recordar ese momento con ellos, fue increíble».

Clara Azurmendi disputa un partido.

Una vez el sueño olímpico es real, Clara se encuentra preparando su primer partido con sus entrenadores, que analizan en profundidad el juego de la rival para establecer un plan de partido y una táctica. Para muchos, Azurmendi llega a la sombra de Carolina Marín, pero ella no siente presión. La plaza se la ha ganado por sí sola, y su objetivo principal es «disfrutar». Consejo que también le ha dado la propia Carolina, referente y amiga de Clara: «El principal consejo es que disfrute de los Juegos y de la experiencia, es un sueño que poca gente cumple. Quiero aprovecharla y al volver en el viaje de vuelta poder decir: esto ha sido increíble».

Sus palabras son claras, pero eso no quita que dará todo en cada partido, punto y set. Físicamente, llega en buen estado de forma. Es la actual campeona de España, y ha logrado buenos resultados en los últimos torneos. Campeona del Open de Austria 2021, reconoce que esos partidos «me han dado confianza. en mi juego, el trabajo está hecho y solo me queda ir disfrutarlo».

Además de Carolina, a la que ha visto crecer personal y profesionalmente, también destaca a Michael Phelps como referente por su historia de superación. Tanto Marín como Phelps son referentes, pero Clara Azurmendi, a sus 23 años, también se ha ganado el privilegio de considerarse como tal. Referente para las generaciones venideras y para todas aquellas y aquellos deportistas que sueñan con llegar a los Juegos Olímpicos: «Mientras te haga feliz, sigue con esa idea en la cabeza y lucha mucho. No es fácil, pero el camino es bonito a la vez que duro y merece la pena». Es su consejo.

Ahora que el camino está hecho, disfrutaremos con Clara de la meta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *